En las calles no hay lugar para los tibios. Las fuerzas de seguridad han desertado o se han corrompido hasta la crueldad. No se ha inventado aún el tribunal que deberá juzgarlas algún día. La pandemia se ensaña con los débiles, igual que las guerras y que todas las calamidades de la historia.  Elena está bien provista de lo esencial, su casa es una fortaleza de otros tiempos. Los muros son altos, las rejas inconmovibles. Todo eso no es nada comparado con la seguridad que provoca ganarle al miedo. Elena se ha templado frente a la pena y frente a la muerte.

Abelardo Castillo dijo que “un buen cuento es una historia contada de la única manera posible”. Los relatos de Cría cuervos obedecen a esta máxima.
Los cuentos de Graciela De Mary poseen una fuerza arrolladora y los climas que genera son siempre inquietantes. Leerlos implica enfrentarse a una galería de las más variadas voces, personajes y conflictos. Adentrarse en ellos es asistir a miserias, dulzuras, dolores y codicias expuestos en todos sus matices.
Cría cuervos nos interpela en todas nuestras dimensiones ya que sus cuentos están contados de la única manera posible: directa, brutal y brillantemente.

Pablo Bravo

Cría cuervos - Graciela De Mary

$1.500,00
Cría cuervos - Graciela De Mary $1.500,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

En las calles no hay lugar para los tibios. Las fuerzas de seguridad han desertado o se han corrompido hasta la crueldad. No se ha inventado aún el tribunal que deberá juzgarlas algún día. La pandemia se ensaña con los débiles, igual que las guerras y que todas las calamidades de la historia.  Elena está bien provista de lo esencial, su casa es una fortaleza de otros tiempos. Los muros son altos, las rejas inconmovibles. Todo eso no es nada comparado con la seguridad que provoca ganarle al miedo. Elena se ha templado frente a la pena y frente a la muerte.

Abelardo Castillo dijo que “un buen cuento es una historia contada de la única manera posible”. Los relatos de Cría cuervos obedecen a esta máxima.
Los cuentos de Graciela De Mary poseen una fuerza arrolladora y los climas que genera son siempre inquietantes. Leerlos implica enfrentarse a una galería de las más variadas voces, personajes y conflictos. Adentrarse en ellos es asistir a miserias, dulzuras, dolores y codicias expuestos en todos sus matices.
Cría cuervos nos interpela en todas nuestras dimensiones ya que sus cuentos están contados de la única manera posible: directa, brutal y brillantemente.

Pablo Bravo